REFLEXIONES desde la UCI…

Hospital Materno Infantil La Paz Madrid

(Escribí esto en 2012 desde la sala de espera de la UCI infantil mientras aguardaba el momento que me permitieran entrar a estar con Santiago mi hijo en los días posteriores a su trasplante de hígado. Muchas ideas y pensamientos cruzaban mi mente a toda velocidad y pude captar estos que sin duda me aportaron muchísima paz).

Madrid, Mayo 2012.

Es increíble cómo cuando tu hijo está en una UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) –y voy a hablar de mi y de lo que veo a mi alrededor- los padres celebramos las cosas mas “simples”: respirar, hacer caca, hacer pis… es sencillamente increíble la alegría y la dicha que nos embarga cuando sucede, ¡Dios mío! ¡Qué fenómeno tan hermoso!.

Es como celebrar un paso más hacia la vida. ¿Cómo es que no celebramos eso mismo mas a menudo?… me lo pregunto y me quedo pensando…

En estas circunstancias que estoy viviendo en este momento hago continuamente reflexiones muy personales -hay que reconocer que cada quien vive una misma circunstancia de distinta manera- y reconozco que me cuesta un poco ser paciente. Aceptar y respetar el camino de mi hijo a veces se me hace rudo. Digo rudo porque en realidad yo quisiera que ese camino de él fuera como yo creo que es mejor.

Sigo reflexionando e intento describir lo que significa “mejor” para mi y lo que me sales es algo así como «saltarnos el tiempo que tenemos que estar separados», «ahorrarnos el dolor y las incomodidades», «quitarnos el miedo a lo desconocido», «ahorrar cicatrices, heridas, traumas»… y me pregunto ¿mejor para quién?, sólo puedo hablar por mi, no por mi hijo.

View Comment (1)
  • Es así! no sabes como te entiendo 🙁 esas mismas cosas pensaba yo cuando Hans duró 2 meses en UCIN 🙁 Cuando debía tomar 20ml de leche (ni siquiera una onza)y tomaba sólo 15ml o menos 🙁 luego cuando me lo entregaron "DEBÍA" comer cada 2 horas mínimo (incluso en las noches) y él prefería dormir (aún prefiere dormir)y yo pensaba: oh Dios! tantas veces he escuchado quejarse a las madres porque los bebés se levantan 3 o 4 veces en las noches a comer… no saben lo dichosas y afortunadas que son, no lo saben… y así tantas tantas cosas tan simples:( mi Hansy sigue en terapias (retraso motor: no sabe brincar, no sabe correr, es inestable y aún no habla… claro todo esto se supera con ayuda profesional, Gracias a Dios) pero cuando estoy en el parque (debo llevarlo todos los días) el escuchar a otras mamás gritarles a sus niños : ayyyy no brinques tantoooo!!! pero este chamo habla más que un periquito!!!! son hachazos a mi corazón 🙁 pues pienso: ellas no saben lo bendecidas que son por medio de sus hijos… nosotras también lo somos pero tenemos que trabajar más 😀 a lo mejor justo ese trabajo nos hace más sensibles a la vida, disfrutamos más nuestros hijos, amamos esas cosas simples de la vida como ver el hacerlo pupú y celebrarlo en grande, verlo brincar y nuestro corazón también de alegria… escucharlo decir una frase completa: mamá te amo es verificar la existencia de Dios en ellos y sabernos luchadoras, guerreras y VENCEDORAS!!!! Ese es el mejor regalo… cuando Santiago esté corriendo por ahí, ya pasado el trago amargo de todos estos días, te aseguro amiga mía que seguirás celebrando las cosas sencillas de la vida y agradeciendo mil y una vez a Dios porque así sean :)Te quiero Sandra…siempre en mi mente y en mi corazón.. Santi es fuerte y saldrá vencedor de esto!!!! después de la tormenta siempre sale el arcoiris 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.

COPYRIGHT 2021 SANDRA ANABEL BELTRÁN MARTINEZ. ALL RIGHTS RESERVED.

Scroll To Top