Mi oración

Dios mío, que habitas en mi ser, que mueves con tu amor mi vida y la de todos; se que estas aquí con nosotros y con mi hijo Santiago, se que no se mueven las alas de una mariposa sin que tu lo permitas, se que tu amor y poder se manifiestan a cada instante. Te conozco, te he sentido, te he vivido. Te doy las gracias por darme la oportunidad de vivir y de amar; por permitirme ser madre. Te ruego señor continúes bendiciendo cada segundo de la vida de mi hijo con salud, que sean tu amor y tu energía los que se manifiesten en el cuerpo y la vida de Santiago, que permitas que su nuevo hígado funcione con normalidad y todo su cuerpo lo reciba con amor y se adapte a el, permitele vivir y que sean uno por amor y para amar.
Manténte en mi piel, en la de Santiago, en la de nuestra familia y la de todos.
A ti te confió a Santiago que siempre ha sido hijo tuyo. Confió en Santiago también. Su amor y sabiduría me alimentan.
Gracias hoy y gracias siempre.
Amen.



Abrir chat
Hola, soy Sandra ¿en qué puedo ayudarte?
×