7 días de una «nueva vida»

 

 
Esta semana ha sido por de mas intensa.
Yo reconozco que entre tanto cansancio no he querido escribirles, quizá esperando a que llegara el momento de decirles que ya Santiago había salido de la UCI pero eso no ha pasado aun.
Javier esta bien, ya esta en casa de nuevo. Se ha recuperado maravillosamente aunque dice que es dolorosa la herida, debe volver a control el unos días.
Santi esta estable, ayer lo extubaron y ya esta respirando el solito y bien gracias a Dios. Le duele mucho la herida también, es lo único que me dice, además de decirme “mama me quiero ir”. Pero aun no se puede ir de ahí porque es necesario que cierren su herida que dejaron abierta para no presionar la arteria hepática en el mismo momento del trasplante.
También debe normalizarse el valor de la bilirrubina que aun no esta normal y para esta fecha los médicos ya esperaban que lo estuviera. Lo que están planeando ahora los médicos es llevar a Santi mañana al quirófano por la tarde para cerrar su herida y así aprovechar de revisarlo por dentro y si es el caso cerrar algún punto que se le haya ido, o hacerle biopsia de hígado, o lo que sea que haga falta.
Yo por mi parte, y siguiendo el consejo de otros padres que ya han pasado por esto, prefiero no pensar. Les dejo el pensamiento a los médicos para que evalúen a Santi a cada instante y hagan lo que consideren conveniente para la pronta recuperación de mi hijito.
Mi parte es darle animo a el que esta –debo decirles- muy triste en esa UCI. Y creer, y confiar y respetar y aceptar… con eso me quedo y para mi es bastante.
Como siempre les digo, mil gracias por acompañarnos y un gran beso.


Abrir chat
Hola, soy Sandra ¿en qué puedo ayudarte?
×