Tráfico de órganos y turismo de trasplantes

La jornada XIX Ateneo de Bioética celebrada en la Real Academia Nacional de Medicina en Madrid el 14 de Junio de 2018, contó con la presencia de la Dra. Beatriz Dominguez Gil Directora General de la Organización Nacional de Trasplantes de España, Presidenta del Comité de Trasplantes del Consejo de Europa, de la Red y Consejo Iberoamericano de Donacion Trasplantes, de la European Donation and Trasplantation coordination organization,  Consejera de Europa de The Trasplantation Society, Vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Trasplante, Co-directora del grupo custodio de la Declaración de Estambul sobre Tráfico de Órganos y Turismo de Trasplantes, para presentar la realidad del Tráfico de Órganos y el Turismo de Trasplantes.

El tráfico de órganos y el turismo de trasplante tienen su causa raíz en la disparidad entre la oferta y la demanda de órganos para trasplantes y se ha convertido en un problema universal (leer artículo El presente de los trasplantes y la donación de órganos). La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre un 5-10% de los trasplantes que se realizan en el mundo (136.000/año) resultan de una transacción comercial.

Se considera que el tráfico de órganos es una de las 12 actividades delictivas más lucrativas del mundo, ya que el receptor paga entre 100.000-200.000 US$ de los cuales el donante cobra entre 5-10% de esa cantidad.

 

¿Qué es el Tráfico de órganos?

Es un delito definido en el Protocolo de Palermo (2003), que complementa el Convenio de Crimen Organizado Transnacional de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Consiste en “llevar a cabo la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación … incluyendo la extracción de órganos.

Esta definición es universalmente consensuada y ha sido firmada por 170 países que además han promovido disposiciones para garantizar la persecución y prevención del delito así como la protección de las víctimas.

El Convenio del Consejo de Europa firmado en Santiago de Compostela en marzo de 2015 sobre la lucha contra el tráfico de órganos define con mayor detalle este delito. Establece que este se comete cuando:

a) Se ha realizado la extracción de un órgano sin un consentimiento válido del donante vivo (libre, informado, expreso)

b) Se extrae un órgano de una persona fallecida sin la autorización especificada por parte de la legislación a nivel nacional.

c) Se ha llevado a cabo la extracción a sabiendas de que el donante vivo o una tercera parte ha recibido a cambio un beneficio económico o una ventaja comparable.

Con este marco legal a la fecha sólo se han perseguido 10 delitos de trata de personas con fines de extracción de órganos en el mundo.

 

¿Cuáles son las modalidades de tráfico de órganos?

Se han descrito basicamente 4 modelos, sin embargo se pueden dar múltiples combinaciones de estas.

 

Los principales paises de origen son: EEUU, todos los países europeos, Israel,  países de oriente medio, Japón y Australia. Los principales paises de destino son: America Latina, Egipto, Sud-Africa, Europa del Este y Asia.

 

En 2005 China, donde existe la pena de muerte, reconoció publicamente que utilizaba los órganos de prisioneros ejecutados para el trasplante de sus ciudadanos, lo que se llamó donación por ejecución. Trasplantes programados en relación a la ejecución de una persona o viceversa.

 

¿Quiénes son  los actores en el tráfico de órganos en el mundo?

El acuerdo entre el donante/víctima y el receptor es considerado tráfico de órganos. En las formas más organizadas se utliza un broker que actúa como un coordinador internacional que orquestra al resto de los actores, un receptor, el donante/víctima, reclutadores locales y facilitadores que permiten la captación de estas personas en su lugar de origen y profesionales sanitarios que violando el código deontológico  que han jurado cometen este delito.

Este es el caso del tráfico de órganos realizado en la clínica Medicus en Pristina, República de Kosovo, donde se llevaron a cabo decenas de trasplantes en receptores que procedian del oeste de Europa y EEUU con donantes/víctimas del este de europa.

 

¿Qué pasa en España con el tráfico de órganos?

  • En 2014 se frustra y persigue 1º intento de tráfico de órganos en España por parte de un ciudadano libanés que viajó a al país para acceder a la lista de espera española. Esta situación fue detectada a nivel hospitalario y se descubrió que se llegaron a ofrecer 40.000€ por cada órgano.

 

  • El 2º intento frustrado de tráfico de órganos en España fue producto de la investigación de una banda delictiva Servo-Croata en 2017. La Policía Nacional detectó un posible caso de este delito pues el hijo del jefe de la banda necesitaba un trasplante de riñón y solicitaba a su equipo que le consiguieran un donante.

El trasplante no se realizó ya que en el proceso de valoración del donante se detectó que este estaba siendo coaccionado para realizar la donación. Sin embargo, el delito se investigó y se juzgó obteniendose sentencia firme del Tribunal Supremo de Justicia.

 

Turismo de Trasplantes

Definido por primera vez en la Declaración de Estambul Contra el Tráfico de Órganos y el Turismo de Trasplantes en el año 2008, es el viaje para trasplante cuando se dan las siguientes circunstancias:

a) El trasplante se produce en condiciones compatibles con el tráfico de órganos o la trata de personas.

b) Cuando los recursos que se utilizan en el país de destino para trasplantar a ese paciente reducen la capacidad de ese país de proporcionar la terapia de trasplante a sus propios pacientes.

Se llama turismo de trasplantes al hecho de que una persona viaje a otro país con el único propósito de ser trasplantada.

 

¿Y qué pasa con el turismo de trasplante en España?

El Sistema Nacional de Salud de España no exige nacionalidad española para ser trasplantado. El 9,25 % de los paciente que recibieron un trasplante en 2016 en España (446 de 4.818) eran residentes españoles con origen en 62 países distintos. Igualmente 11,7% de los donantes en 2016 en España fueron personas nacidas en otros paises.

El Dr. Rafael Matesanz, fundador de la Organización Nacional de Trasplantes, comenta en su artículo La amenaza del turismo de trasplante que acceder a que se trasplanten enfermos de fuera (…) no es una concesión graciable del médico, ni de una ONG, ni de la ONT: lo sería del enfermo que al final de la lista de espera no va a llegar a tiempo a trasplantarse”.

Continúa señalando que no es cuestión de dónde se nace sino de dónde se vive y a qué comunidad se pertenece a efectos de deberes y derechos, y que cada trasplante realizado a un “turista de trasplante” supone que alguien en la lista de espera española, español o no, fallecerá, aunque su identidad no salga a la luz. 

En 2015 se detectó el caso de ciudadanos búlgaros que viajaron a España con falsos contratos de trabajo para acceder a la diálisis y al trasplante en Madrid, dentro de lo que la Guardia Civil denominó Operación RENIBUS, lo que se consideró tan solo la punta del iceberg.

 

¿Cuál es la solución para el tráfico de órganos y turismo de trasplantes?

La Dra. Beatriz Dominguez-Gil sostiene que la clave es una combinación entre una legislación (convenios o documento de naturaleza penal) bien implementada, y buenas regulaciones que permiten la prevención del delito. 

El Código Penal de España a través de una reforma en el año 2010 tipifica por primera vez como delito el tráfico de órganos y lo castiga con hasta 12 años de prisión.

 

El Art 177. bis de la Reforma de Codigo Penal en 2015 pena con hasta 8 años de prisión la trata de personas con finalidad de tráfico de órganos.

Para la prevención de este delito España cuenta con el Real Decreto  1723/2012 que establece los criterios legales para que una persona pueda donar un órgano en vida.

 

 

Para solucionar este problema es fundamental dar solución a su causa raíz: la escasez de órganos.

Cuando el altruismo no es suficiente surgen soluciones que cosifican al ser humano. En EEUU por ejemplo el Premio Nobel de Economía Gary Becker estimó en 15.000US$ el precio a pagar a un ciudadano estadounidense por un riñón .

Si esto sucediera, ¿qué ocurriría con la donanción altruista?, ¿en qué tipo de sociedad nos convertiríamos?

La Dra. Beatriz Dominguez-Gil sostiene que en España el sistema de trasplante está sustentado en principios y valores fundamentales y ha demostrado que trabajando bien se pueden alcanzar cada vez mejores resultados de trasplante.

Considera además que no hace falta recurrir a iniciativas de compra y venta de órganos. Propone exportar el modelo español como solución para combatir estas practicas ilegales que vulneran principios fundamentales y “erosionan la cara amable y la magnificencia del trasplante de órganos”.

 

Puedes ver la ponencia  de la Dra. Beatriz Dominguez-Gil completa aquí.


3 respuestas a “Tráfico de órganos y turismo de trasplantes

    1. Hola Adriana.
      Muchísimas gracias por leer este post y enviar tu comentario.
      ¿Podrías por favor comentarme un poco más sobre la información que te gustaría leer acerca de México en relación con el tráfico de órganos y turismo de trasplante?.
      Estaré muy atenta a tu respuesta para intentar facilitártela.
      Saludos,
      Sandra Beltrán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .